Created by potrace 1.15, written by Peter Selinger 2001-2017 Soluciones Personalizadas 10 años de experiencia
Siempre el mejor servicio

Contáctenos
Tel: (318) 2862150
Tel: (318) 2862154
Email: comercial@itexperts.com.co

Dirección:
Carrera 7 # 17 - 01, Oficina 403. Bogotá - Colombia

Hay quienes consideran que FaceApp, la aplicación que envejece digitalmente a sus usuarios, puede compartir a terceros el rostro de las personas con fines comerciales. Sin embargo, aplicaciones como Facebook o Instagram podrían ser más perjudiciales en términos de privacidad.

El debate de FaceApp no es nuevo, ya en 2017 esta aplicación recibía calificaciones de racista por aclarar el tono de piel de personas afro cuando estas utilizaban una opción que prometía hacerlos más atractivos.

Recientemente FaceApp volvió a ser popular, e incluso es tendencia en redes sociales con el hashtag FaceApp Challenge, por envejecer digitalmente a sus usuarios. La cuestión es que la nueva fama del aplicativo ha sido acompañada por fuertes acusaciones, como que por medio de ella los usuarios están entregando su privacidad a Rusia.

Lo anterior debido a que el desarrollo de este aplicativo efectivamente es ruso, aunque su almacenamiento está en Estados Unidos, pero también porque sus políticas de privacidad explican que FaceApp eventualmente podría compartir los datos que recopila la aplicación a terceros con fines comerciales.

En concreto, FaceApp reconoce que puede compartir “el contenido del usuario y su información” a empresas que formen parte de su mismo grupo empresarial; a terceros que les ayuden a proporcionar sus servicios; a los socios de estos terceros; y a autoridades judiciales que requieran data para el desarrollo de una investigación.

En cuanto a los diferentes usos que se le puede dar a estos datos personales, la aplicación explica que parte de los mismos permiten que redes publicitarias de terceros puedan entregar anuncios dirigidos que consideren de mayor importancia para las personas. En suma, un perfilamiento de posibles compradores.

Prácticas como estas no son nuevas, de hecho, hay quienes las consideran positivas para fines mercantiles. Rappi es un ejemplo de compañías que emplean robustas bases de datos para perfilar a posibles clientes a los que envían mensajes publicitarios dirigidos a sus teléfonos celulares.

A lo anterior, habría que agregar elementos como que la plataforma no ofrece garantías sobre el manejo que eventualmente pueda tener la información. Sin embargo, hay quienes aseguran que el escándalo que ha generado esta aplicación es sobredimensionado, y que de hecho, hay otras aplicaciones más grandes, como Instagram, que deberían despertar mayores preocupaciones en los usuarios.

Esa es la posición que maneja el experto en seguridad informática de ESET, Camilo Gutiérrez, al momento de abordar la discusión. En diálogo con El Espectador, el profesional destacó que aplicaciones como Instagram tienen mayor acceso a la información de los teléfonos de los usuarios si se pone al lado de FaceApp, aquí una comparativa.


Instagram solicita acceso a:

Cámara
Contactos
Ubicación
Micrófono
Teléfono
Almacenamiento
Otros (configuración bluetooth, ejecutarse al inicio…)

FaceApp solicita acceso a:

Cámara
Almacenamiento
Otros (permitir acceso completo a la red, recibir datos de internet…)

Según Gutiérrez, no es solo la cantidad de accesos que puedan tener aplicaciones como Instragram, Facebook y Snapchat, entre otras, sino también es la cantidad de fotografías que una persona sube a estas y las que publican de esa persona sus amigos y terceros.

“No digo que FaceApp no vaya a usar tu información, de hecho, pueden armar una gran base de datos con rostros de personas en todo el mundo para hacer reconocimiento facial. Pero si uno va a Instagram, Facebook, Snapchat, Google... estos tienen más datos que podrían atentar contra la privacidad de los usuarios”, manifiesta el profesional.

Una visión similar es la que maneja el coordinador de investigación de Fundación Karisma, Juan Diego Castañeda. “Esto hay que verlo en el contexto de las otras aplicaciones que hacen cosas similares que utilizan datos del navegador, el tamaño de la pantalla, dónde uno da clic, las cookies…”.

Castañeda asegura que parte de las intenciones detrás de estos servicios se centran en el perfilamiento de las personas, algo que también se considera como una exposición de la privacidad.

“No es más violación a la privacidad el hecho de que a alguien le miren correos electrónicos, a que perfilen su uso de correo electrónico para enviar publicidad. Ese es un poco el problema que pasa con Facebook”, explica Castañeda.

El perfilamiento de un individuo, o grupo, podría tener consecuencias negativas como la discriminación. Este investigador cree que debería estar prohibido utilizar los datos de las personas para perfilarlas, ya que esa información podría cerrar accesos en ciertas partes del mundo.

Está el ejemplo de una universidad que podría abrir una carrera pensada en ciertos perfiles, pero que signifique un veto a personas que no encajen en dichos programas.

“Faceapp podría usar los datos para hacer comparaciones regionales, eso no sería usar únicamente su rostro para algo en particular sino para decir: este es el perfil del hombre colombiano de determinada edad”, menciona Castañeda.

Pero también está el caso de las personas a la que les tiene sin cuidado el uso que terceros puedan dar a sus fotos o información, de allí que para Gutiérrez, la bondad o maldad de una aplicación puede llegar a ser subjetiva, dependiendo de la expectativa de privacidad que tenga una persona.

Es por lo anterior que la invitación es a que las personas conozcan qué alcances pueden llegar a tener las aplicaciones con sus datos personales antes de siquiera instalarla en sus dispositivos. Esto lo pueden hacer leyendo los términos y condiciones, además de las políticas de privacidad, que cada una de estas publica, por norma, en sus portales web.

Fuente: https://www.elespectador.com/tecnologia/expertos-creen-que-instagram-afecta-mas-la-privacidad-que-faceapp-articulo-871327